Cicatrices: causas, prevención y cuidados.


Causas

La cicatrización es un proceso natural de curación del cuerpo ante un evento externo que afecta la piel a través de una herida, cirugía o enfermedad.

En términos médicos generales, la cicatrización es un síntoma de algunas condiciones, como la esclerodermia, una condición que afecta el tejido conectivo y la participación de endurecimiento de la piel.

En cirugía plástica, las cicatrices son habituales al efectuarse los procedimientos quirúrgicos. De igual manera, los cirujanos y especialistas hacen el mayor esfuerzo posible para tratar de que el proceso de cicatrización sea el mejor posible.

Uno de los cuidados más importantes es ante los rayos del sol, que son demasiado fuertes y podrían provocar una marca indefinida.

Prevención de cicatrices.

Aunque los factores físicos y naturales de cada persona tienen mucho que ver con el proceso de cicatrización, también se pueden considerar diferentes situaciones para ayudar a este proceso y evitar cicatrices desagradables.

Para evitar cicatrices, es recomendable cubrir y proteger las lesiones con un vendaje adecuado, sobre todo si el área puede estar expuesta.

Mantener limpia la zona para no provocar infecciones es otra recomendación habitual.

Como es sabido, la manera más sencilla de no dejar marcas en la piel y no entorpecer el proceso de cicatrización es no tocar el área de la herida.

Productos que contienen sábila y vitamina E son los más indicados para aplicar sobre las lesiones.

Cuidados

Las cicatrices no son fáciles de eliminar una vez que han quedado como parte del panorama cutáneo, pero existen algunos cuidados que permiten disimularlas o mejorarlas en torno a su aspecto visual. Productos como cremas, exfoliantes y otros tratamientos se llevan a cabo para mejorar la zona de cicatrización.

Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *